martes, enero 18, 2011

Matices

habría que verse a sí mismo
vestido o desnudo
vital o apagado
cerrado o abierto
enérgico o cansado
partido o entero
dormido o despierto
para entender que la vida
no es un código binario
de unos o ceros, blancos o negros
los grises terminan dominando
nuestras acciones sin pensarlo

no es la vida ni la muerte
no es el hombre ni su sombra
es tan sólo una idea perdida
bajo el umbral de los matices.

1 comentario:

Talita dijo...

QUE LA VIDA
NO ES UN CÓDIGO BINARIO...


bravo!